Trump lanza amenaza abierta de acción militar contra el pueblo de Venezuela

El gobierno de Estados Unidos escaló en su arremetida con el pueblo de Venezuela, al incluir la posibilidad de una intervención militar entre las acciones con el país bolivariano, como respuesta a decisiones soberanas como la instalación de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC).

“Tenemos muchas opciones respecto a Venezuela, incluida una posible opción militar si es necesaria”, declaró este viernes el presidente Donald Trump, cuyo Gobierno aplicó sanciones económicas al jefe de Estado venezolano, Nicolás Maduro, como “castigo” por no haber suspendido la convocatoria del pueblo a la Constituyente, la mayor instancia de poder establecida en la Constitución de la República.

Estas nuevas amenazas fueron proferidas por Trump desde su club de golf de Bedminster, en Nueva Jersey, donde se encuentra de vacaciones, y se inscriben en una serie de agresiones sistemáticas contra Venezuela, desatada en distintos ámbitos: político, económico, diplomático y, ahora, militar.

Estados Unidos ha asumido abiertamente la vanguardia de los ataques de la derecha nacional e internacional contra Venezuela, en particular desde que el pasado 30 de julio más de ocho millones de ciudadanos eligieron la ANC. Hace una semana, el secretario de Estado norteamericano, Rex Tillerson, ya había dicho sin ambages que diversas agencias estadounidenses “están estudiando la forma de obligar al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, a abandonar el poder”.

“Estamos evaluando todas nuestras opciones políticas para ver qué podemos hacer para crear un cambio de condiciones en Venezuela donde, o bien Maduro decida que no tiene futuro y quiera marcharse por voluntad propia, o nosotros podamos hacer que el Gobierno vuelva a su Constitución”, dijo el empresario, ex secretario ejecutivo de la petrolera Exxon Mobil, y quien se reunió este viernes con Trump, encuentro en el que también estuvieron presentes la embajadora norteamericana ante las Naciones Unidas, Nikki Haley, y el consejero de Seguridad Nacional, Herbert Raymond McMaster.

El 24 de julio pasado el director de la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA por sus siglas en inglés), Michael Richard Pompeo, reveló la realización de una serie de reuniones con Colombia y México para evaluar las maniobras que serán aplicadas para “lograr un mejor resultado” con el fin de lograr un cambio de gobierno en Venezuela.

Las embestidas de Washington contra Caracas datan desde 1999, cuando surgió la Revolución Bolivariana, impulsada por el Comandante Hugo Chávez , con quien se dio al traste con los intereses de Estados Unidos, al declarar su carácter antiimperilista.

Desde entonces han sido diversos los frentes que ha activado Estados Unidos, amparando a la derecha venezolana en un sostenido plan golpista que se mantuvo durante todo el mandato de Chávez y que arreció tras la llegada de Nicolás Maduro al poder por decisión del pueblo. De allí, la campaña de descrédito contra la nación caribeña al decretarla como una “amenaza inusual” para su seguridad, decisión tomada en 2015 bajo el gobierno del expresidente Barack Obama.

La arremetida imperial se recrudece por la masiva convocatoria conseguida en las elecciones para la Constituyente, en la que participaron más de 8 millones de personas, a pesar de las múltiples amenazas de la coalición antichavista contra quienes quisieran ejercer su derecho al sufragio.

Ante ello, este viernes el ministro para la Comunicación e Información, Ernesto Villegas, manifestó su repudio a las nuevas amenazan contra el pueblo venezolano: “Amenaza proferida por Trump une a todos los venezolanos de bien en rechazo a injerencia y en defensa de la Patria”, dijo en su cuenta Twitter.

Fuente: Ir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *